El retorno de los nigerinos de Libia: impacto y consecuencias

Oriol Puig Cepero

Centre d’Estudis Africans i Interculturals (CEA) de Barcelona

Descarga el archivo completo en PDF

Los flujos migratorios a través del Sahara son un fenómeno cada vez más tratado en la agenda internacional de los estados, desde una perspectiva de seguridad y contención y como consecuencia de los intereses económicos que implican.

La percepción distorsionada de una amenaza constante procedente de África hacia Europa, a través de “avalanchas” de migrantes, ha comportado el endurecimiento de las políticas migratorias, tanto en el viejo continente como en el Magreb, donde estos países trabajan ahora como “garantes” de la seguridad europea gracias a contraprestaciones comerciales y económicas.

Sin embargo, la idea predominante en el imaginario colectivo occidental sobre unos movimientos migratorios mayoritarios sur-norte es fruto, en la mayoría de ocasiones, de una irresponsabilidad creciente en los medios de comunicación y una voluntad política de las elites que los dirigen, obstinada en entorpecer derechos fundamentales garantizados, entre otros, por la Declaración de Derechos Humanos en su artículo 13.2, que establece el derecho de circulación de las personas.