Fuga de capitales. ¿Por qué la lucha contra las “deudas odiosas” y la evasión fiscal debería ser una prioridad en la lucha contra la pobreza en África?

Alex Prats

“Principal Economic Justice Advisor” en Christian Aid (Gran Bretaña)

Tras varios fracasos acumulados en las últimas décadas, la definición de las estrategias que deberían seguir los países africanos para salir de la pobreza continúa siendo objeto de un intenso debate. No obstante, hay un hecho que parece irrefutable: no puede haber desarrollo si no se dispone de los recursos financieros necesarios para impulsarlo.

Desde mediados del siglo pasado, la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) ha pretendido aportar una parte de los recursos necesarios para erradicar la pobreza en África. Del mismo modo, los países africanos han desarrollado, especialmente en el marco de los Programas de Ajuste Estructural impulsados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), planes específicos para atraer inversión directa extranjera. También las remesas de emigrantes han adquirido en algunos países una especial relevancia como fuente externa de recursos. Sin embargo, incomprensiblemente, se continúa ignorando una realidad devastadora: 854.000 millones de dólares salieron ilegalmente de África entre los años 1970 y 2008 (Global Financial Integrity, 2010). Esta cifra, basada en un cálculo conservador, es cuatro veces el nivel de deuda externa que acumulaba África subsahariana a finales del 2008, lo cual, paradójicamente, convierte al continente más pobre en acreedor del resto del mundo.

Leer más:Fuga de capitales

Imaginarios sobre África: retos y alternativas

Maguemati Wabgou

Departamento de Ciencias Políticas, Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá

Disertar sobre África, enfocándose en las distintas formas a través de las cuales se consolidan los imaginarios sobre esta parte del mundo y sus pueblos, conduce, en primer lugar, a interrogarse sobre la naturaleza y significado de estos mismos imaginarios. Lo que, en segundo lugar, permite aprehender los impactos multidimensionales de estos mismos y abre la posibilidad de explorar los retos y las alternativas para romper con estos supuestos sobre el continente africano.

Leer más:Imaginarios sobre África

La deconstrucción del feminismo occidental sobre mujer y conflicto: el poscolonialismo y la reivindicación de la agencia de las mujeres en el conflicto armado africano

Carla Valle Berlana

Grupo de Estudios Africanos (GEA) de Madrid

Los conflictos armados forman parte de nuestro imaginario colectivo: sabemos lo que son, algunas de las causas que los provocan, percibimos donde es más posible que ocurran y quiénes serán sus víctimas. Conocemos las secuelas que causan en las sociedades, las pérdidas humanas que dejan a su paso, la desintegración de comunidades enteras, la propagación de enfermedades, la agresión, la violencia y la violación.

Los conflictos armados en África son frecuentes. En 2006 tuvieron lugar en el continente diez de los 22 conflictos armados del planeta. Sophie Bessis destaca que en la  historia contemporánea africana han surgido dos grandes tipos de conflictos: los originados por la partición colonial, que no tuvo en cuenta a las poblaciones locales, y los vinculados a la Guerra Fría.

Leer más:La deconstrucción del feminismo occidental sobre mujer y conflicto: el poscolonialismo y la...

La aportación de Sundjata Keita. Derechos humanos antes de los derechos humanos

Carlos Bajo Erro

Centre d’Estudis Africans (CEA) de Barcelona

Como ocurre a menudo, las fuentes de información suponen para algunos investigadores un motivo de controversia, sobre todo cuando se pretende documentar un episodio ocurrido en África antes de la colonización, cuando se sistematizó y se generalizó la escritura. En el caso que nos ocupa, la Charte du Manden dictada durante la primera mitad del siglo XIII en el Imperio de Malí, las referencias originales son, en todos los casos, documentos orales, es decir, ha sido transmitida por la tradición oral durante siglos, máxime si se tiene en cuenta que el descubrimiento definitivo de este episodio, el más sistematizado al menos, se produjo en 1999, como se explicará más adelante. En todo caso, hay referencias escritas, tanto de esta carta como de las particularidades del “reinado” de Sundjata Keita, muy antiguas. “Hay que creer que si Ibn Battuta en 1353 y, después de él, Ibn Khaldun en 1376 no hubieran mencionado al conquistador en sus escritos, los historiadores europeos habrían considerado ciertamente a Sundjata Keita como a un antepasado mítico o legendario; tan importante es el lugar que ocupa en la historia tradicional de Malí” (D.T. Niane, 1985).

Leer más:La aportación de Sundjata

La diversidad cultural y lingüística en Camerún: un viaje al corazón de un triángulo babélico

Gabriel Mba

Profesor en la Université de Yaoundé 1 (Camerún) y NACALCO, Centre for Applied Linguistics

Camerún es conocido como una torre de Babel debido a su compleja situación lingüística. Se hablan más de dos centenares de lenguas locales que pertenecen a tres de las cuatro familias lingüísticas que existen en África. Además, a causa de su historia colonial, en el país hay dos lenguas extranjeras que tienen el estatus de oficiales y que son las dos lenguas de la administración, el francés y el inglés. Desde un punto de vista geográfico, la lengua francesa se extiende a las tres cuartas partes del país, mientras que el inglés cubre el territorio restante. En cuanto a las circunscripciones administrativas, el francés es el primer idioma oficial de ocho regiones mientras que el inglés lo es de dos. El uso de estas dos lenguas en la actividad diaria de la administración y entre las personas no está equilibrado, aunque el país sostiene que las dos lenguas gozan del mismo estatus. El francés se usa mucho más que el inglés en los asuntos estatales y, muy a menudo, los textos oficiales y las decisiones se redactan en primer lugar en francés y después se traducen al inglés.

Leer más:La diversidad cultural y lingüística en Camerún: un viaje al corazón de un triángulo babélico