Editorial

Obama y África

Acabado el primer mandato presidencial, el balance de Barack Obama en política africana no puede ser más descorazonador para los intereses del continente en que nació su padre. Como recordaba Todd Moss en un texto publicado en la influyente revista Foreign Affairs, la gestión de Obama ha estado marcada por la “omisión de África”. No es necesario recordar que en los cuatro años de presidencia, Obama tan sólo ha pisado tierras africanas en una ocasión, por unas horas en Ghana, para darse cuenta del desdén del presidente hacia África. Frente al ímpetu de los dirigentes chinos, que pregonan en todos los rincones africanos su modelo de “cooperación pragmática”, Obama mantiene la misma política de George Bush, centrada en tres ejes: comercio, seguridad energética y combate a los islamistas. En los dos primeros ejes, Estados Unidos debe de competir con una China desprovista de retórica moralizante que ofrece productos bien adaptados al mercado africano y cuenta con unas empresas estatales, sobre todo del petróleo, en plena expansión. En cuanto a la lucha contra los grupos islamistas, Obama cede la iniciativa a sus aliados, como en Mali y Somalia, quizás por el temor de verse atrapado en un conflicto que sería difícil de justificar a sus ciudadanos.

Leer más:Editorial número 29

Estrategias e identidades cambiantes en las tierras fronterizas del norte de Etiopía: percepciones del grupo fronterizo de los Irob1

Alexandra Magnólia Dias
Investigadora del ISCTE-IUL, Instituto Universitario de Lisboa

La frontera entre Eritrea y Etiopía ha ido cambiando de estatus con frecuencia desde el siglo XIX hasta la independencia de Eritrea (Triulzi, 2006:7). Con la creación de  Eritrea como colonia italiana y antes de la incorporación de Etiopía al Imperio Italiano del África oriental, la frontera definida según los tratados coloniales cristalizó en 1936. Aun así, la frontera sufrió sus altibajos durante las décadas de convivencia política. De hecho, el estatus de la frontera cambió de ser una mera marca administrativa interna, a una frontera colonial, a la disolución, a una frontera  interestatal durante la década de la Federación, convirtiéndose en una frontera interna de nuevo, yendo a través de una fase de disputada tierra de nadie durante la guerra civil y, finalmente, logrando un estatus de frontera internacional entre dos estados soberanos. Antes del estallido de las hostilidades en mayo de 1998, la frontera nunca había sido delimitada o demarcada. A nivel práctico, los grupos étnicos situados en ambos lados continuaron con sus negocios diarios habituales independientemente de la línea fronteriza. Para los grupos de las tierras fronterizas, la independencia de Eritrea tenía una importancia secundaria ante la sensación general de seguridad generada por el fin de la guerra civil contra el Derg.

Leer más:El grupo fronterizo de los Irob

Fuga de capitales. ¿Por qué la lucha contra las “deudas odiosas” y la evasión fiscal debería ser una prioridad en la lucha contra la pobreza en África?

Alex Prats

“Principal Economic Justice Advisor” en Christian Aid (Gran Bretaña)

Tras varios fracasos acumulados en las últimas décadas, la definición de las estrategias que deberían seguir los países africanos para salir de la pobreza continúa siendo objeto de un intenso debate. No obstante, hay un hecho que parece irrefutable: no puede haber desarrollo si no se dispone de los recursos financieros necesarios para impulsarlo.

Desde mediados del siglo pasado, la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) ha pretendido aportar una parte de los recursos necesarios para erradicar la pobreza en África. Del mismo modo, los países africanos han desarrollado, especialmente en el marco de los Programas de Ajuste Estructural impulsados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), planes específicos para atraer inversión directa extranjera. También las remesas de emigrantes han adquirido en algunos países una especial relevancia como fuente externa de recursos. Sin embargo, incomprensiblemente, se continúa ignorando una realidad devastadora: 854.000 millones de dólares salieron ilegalmente de África entre los años 1970 y 2008 (Global Financial Integrity, 2010). Esta cifra, basada en un cálculo conservador, es cuatro veces el nivel de deuda externa que acumulaba África subsahariana a finales del 2008, lo cual, paradójicamente, convierte al continente más pobre en acreedor del resto del mundo.

Leer más:Fuga de capitales

El potencial del análisis de los imaginarios y las redes sociales en el proceso migratorio

Mireia Vehí

Centre d’Estudis Africans i Interculturals (CEA)

El presente artículo plantea el análisis de las migraciones abriendo el abanico de factores y elementos más allá de los análisis basados en las condiciones económicas y materiales de existencia en el país de origen. Incorpora las perspectivas subjetivas, individuales y colectivas, las expectativas, las motivaciones, los imaginarios y todos aquellos elementos propios de los mecanismos psicosociales de las personas que, en último término, son elementos decisivos de las acciones y las tomas de decisiones.

Leer más:El potencial del análisis de los imaginarios y las redes sociales en el proceso migratorio

Imaginarios sobre África: retos y alternativas

Maguemati Wabgou

Departamento de Ciencias Políticas, Facultad de Derecho, Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional de Colombia, Bogotá

Disertar sobre África, enfocándose en las distintas formas a través de las cuales se consolidan los imaginarios sobre esta parte del mundo y sus pueblos, conduce, en primer lugar, a interrogarse sobre la naturaleza y significado de estos mismos imaginarios. Lo que, en segundo lugar, permite aprehender los impactos multidimensionales de estos mismos y abre la posibilidad de explorar los retos y las alternativas para romper con estos supuestos sobre el continente africano.

Leer más:Imaginarios sobre África