Lengua, identidad y políticas lingüísticas en los estados africanos. Una introducción

Ferran Iniesta y Jordi Tomàs

Profesor en la Universitat de Barcelona / Investigador del CEA-ISCTE (Portugal)

Descarga el archivo completo en PDF

África tiene grandes riquezas, muchas más de las que pensamos. Una de ellas, importantísima, es la diversidad lingüística. Hoy en día se hablan en el continente más de 2.000 lenguas, agrupadas en una veintena de familias lingüísticas diferentes. En el continente que vio nacer la humanidad se han condensado hablas de orígenes muy diversos: las consideradas más antiguas, como las lenguas khoisan en el desierto del Kalahari; las lenguas del grupo Níger-Congo, como el zulú o el lingala; las lenguas nilo-saharianas, como el luo, el songhay o masai; las lenguas de origen afro-asiático (semíticas y cuchitas), como el árabe –una de las lenguas más habladas en el continente– o el bereber; las lenguas de origen indo-europeo, como el inglés y el afrikaans y las lenguas románicas (francés, portugués, castellano...), llegadas con la colonización a partir de los siglos XV y XVI. Sin olvidar la isla de Madagascar, donde más de veinte millones de personas hablan el malgache, que es de tipo austronesio y tiene orígenes al otro lado del Índico; o el hebreo, hablado por comunidades judías establecidas en diferentes puntos del continente desde hace siglos.